MITOS Y LEYENDAS DE ECUADOR # 5

APARECIDOS, ESPANTOS, INEXPICABLES Y BABOSADAS
Cuando eramos pequeños, nuestra vida corría entre las enseñanzas de la escuela, las reprimendas de nuestros padres y los cuentos de nuestros abuelos y mayores, como tratando de amedrentarnos para que nos portaramos bien.
Muchos de esos cuentos nos asustaban por que realmente aunque nunca lo habíamos comprobado, eran tan tenebrosas para nosotros en nuestra infancia, y en muchos casos nos dejaron profundas huellas.
Voy a contarles algunos casos, que como digo no hay pruebas, más que la historia pasada de boca en boca y que en muchos casos se hizo famosa, por la cantidad de veces que fué repetida.
Los aparecidos eran algo muy común en la época colonial, debido a la falta de conocimientos o a la ignorancia de nuestra gente. Eran muy común porque eran creaciones de nuestra propia mente influenciada por nuestros mayores al decirnos: “no hagas esto por que te va a llevar el muerto, o te va a cargar el diablo” , y por otro lado la influencia de la iglesia en la que resaltaban siempre la lucha de Dios en contra de el diablo. y era muy común oir “si no obedeces la ley de Dios, arderás en el infierno eterno “.
Todo esto acrecentaba ese morbo que nos hacía decidir por creer en que todas esas cosas eran verdad.
Y así tenemos muchos cuentos como la “Dama tapada” , “la viuda del tamarindo” , “la bruja del Mate” , “Don Emilio Estrada”, “los fantasmas del Bin-Ban_Bun”. , etc. etc. Y muchos de nosotros creiamos de que esto era verdad. y Hay muchos que aún lo creen, especialmente en nuestros campos y nuestros barrios pobres.
Los espantos eran algo como los aparecidos, con la diferencia que los aparecidos eran visiones solamente, pero los espantos tenían como efecto aterrorizar a quien los viera, como diriamos un espiritu chocarrero o un poltergeist.
Lo inexplicable, susesos que acontecieron en algún momento, pero así como los otros, estos se han tratado de documentar, pero no ha habido prueba fehasiente de que hayan existido realmente.
POSOR-JA
La parroquia Posorja lleva su nombre en honor a una niña que llegó sola a este lugar en una pequeña embarcación, a la cual los nativos la llamaron Posor-Já, que significa Espuma de Mar, considerándola una princesa. Tuvo el don de de la adivinación; a Huayna-Capac y Atahualpa les predijo los trágicos desenlaces de sus reinados.
Terminando su misión se dirigió al mar perdiéndose entre las olas.
TOMADO DE ECUADOR A COLORES
EL NIñO DE LA MANO NEGRA
Toribio de Castro Grijuela, nació en una familia acomodada, fue enorme la pena de sus padres al ver que al nacer no tenía la mano derecha. Sus padres eran muy devotos a la Virgen del Soto y por su intermedio pidieron un milagro a Dios.
El niño crecía y daba mucha ayuda a los pobres y mendigos. Un día se le presentó una anciana con un niño, pidiéndole algo de comer, Toribio con gran alegría los atendió y la anciana le ofreció un regalo a cambio, al día siguiente Toribio despertó dando gritos de emoción, enseñó a sus padres que tenía ya la mano derecha, pero de color negro.
Cuenta la leyenda que Toribio, en 1587, en la isla Puná, se enfrentó a Cavendish y sus piratas y logró derrotarlos. Se dice que cuando su cuerpo fue exhumado algunos años después de su muerte, su mano negra no se había descompuesto.
TOMADO DE ECUADOR A COLORES
NARCISA DE JESÚS MARTILLO Y MORAN
En su cadáver se advirtieron durante largo tiempo signos de flexibilidad y fragancia, y ante él se obraron múltiples gracias. Lima la aclamó como santa, y lo mismo hicieron las gentes de Guayaquil y Nobol. Las hermanas del Patrocino guardaron memoria de sus virtudes y custodiaron con suma veneración el sepulcro, hasta que su cuerpo, prácticamente incorrupto, se trasladó a Guayaquil en 1955.
El proceso diocesano de canonización fue entregado en la Congregación para las Causas de los Santos en 1964. El Papa Juan Pablo II la beatificó el 25 de octubre de 1992. El 22 de agosto de 1998 dedicaron un santuario en su honor en Nobol, donde se venera en la actualidad el sepulcro, con su cuerpo incorrupto. La devoción a la «Niña Narcisa» denota la espontánea identificación del pueblo sencillo con esta mujer de la costa ecuatoriana. El ejemplo de su vida pura y piadosa, trabajadora y apostólica, transmite un mensaje muy actual.
http://www.vatican.va/news_

Y así entre cosas completamente increibles y cosas que son sólo invento de mentes fantasiosas o calenturientas, podemos ver tambien cosas y casos de aparecidos o fantasmas que nunca fueron realidad y que fueron sólo coincidencias , casos aciagos o sencillamente mala suerte del que los sufrió.
El caso del Capitán Rodríguez.
En la época colonial alla por los años 1800 y tantos, había un aguerrido soldado de la guardia española, el que se jactaba siempre de ser muy valiente, y de no tenerle miedo a nada de esta vida o de la otra.
Una noche de copas con sus compañeros del ejército, mientras libaban, se desafiaban unos a otros de ser cada cual el más valiente, así que decidieron hacer una apuesta para ver cual era el más valeroso de todos, decidieron que irian al cerro del cementerio a las doce de la noche y como muestra tenían que dejar la espada clavada en la tierra en la parte más alta del cerro, en medio de las tumbas. Todos como no eran tan valientes de verdad desistieron de la idea, pero como el capitán Rodríguez se consideraba el mejor de todos, decidió mostrar su valor cumpliendo con lo acordado.
Pasaron las horas y el Capitán no regresaba, nadie tuvo el valor de ir a buscarlo y esperaron la luz del día para ir en su busca, encontraron al Capitán Rodríguez muerto y con una mueca de terror en su cara, había muerto de miedo, la explicación, llegó a la parte más alta del cerro y clavó su espada pero al hacerlo no se dió cuenta que clavó su capa al mismo tiempo, y el sólo sintió que alguien lo jalaba, pueden Uds. imaginarse el resto.
La carreta de la muerte
Esto no hace mucho tiempo, allí por el año 1980 en la ciudad de Guayaquil , alrededor del barrio del Cristo del Consuelo se corrió la noticia entre los moradores de que la hora del juicio final para algunos había llegado y que después de las doce de la noche había comenzado a oirse, y supuestamente alguno que otro había visto una tenebrosa carreta tirada por un gigante corcel y guiada por un aterrador personaje cubierto por una manta blanca, hacía su recorrido todas las noches supuestamente buscando almas para llevar al infierno, no faltó alguno que huyó despavorido y otro que víctima del terror tuvo que ser internado en un hospital. Varios amigos se decidieron a documentar la famosa carreta de la muerte, y se reunieron una noche para esperar al extraño personaje, y lo que descubrieron les causó fué mucha risa. Era un hombre del campo quien vendía platanos en una tienda en el barrio del Cristo del Consuelo y salía en la madrugada en una carreta tirada por un mular, se cubría del frío con una sábana blanca y lo más escalofriante era que las cadenas del herraje del mular en el silencio de la noche producían el tétrico sonido.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s