A MI ESPOSA EN EL DIA DE LAS MADRES

Hoy me siento como sin padre y sin madre,
como dijo el poeta, ni siquiera un perro que me ladre.
El pesimismo que me encierra es tan rotundo,
pero debo comprender, que no hay nadie solo en este mundo.

Me pongo a recordar los tiempos viejos,
y realmente sé , que ya están lejos.
Rememoro el transcurso de mi existencia,
y sé que he tenido muchas buenas vivencias.

Recuerdo cada uno de los momentos que he pasado,
y entiendo, que todo por un ser supremo estuvo calculado.
Aunque niegue todo en un momento de ira o de rebeldía,
sabía que hay un Dios, que un ser supremo existía.

Ahora, en esta tarde y recorrida etapa de mi vida,
tengo una sóla cosa bien comprendida.
Nunca estamos solos, nunca abandonados,
y esos seres queridos, sólo han sido remplazados.

Recorro un camino, en el que ahora me acompaña,
un ser que se levanta conmigo cada mañana,
un ser que comparte conmigo de esta vida cada cosa,
Un ser que me ama y me cuida, yo llamo con amor ESPOSA.
Compañera fiel, amiga y madre a la vez.

 

 

 

Publicado por Valente Delmar

Comentador social y político, y narrador de historias.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: